Ensayo sobre el descrédito

Josep Tornero

«Abordar lo no visible a partir de la imagen pictórica es en realidad una intención de reflexionar ante aquello que vemos. En definitiva, lo que se produce es un requerimiento, un preguntarse ante el extrañamiento que encarna toda pintura que realiza una aproximación a la historia de las imágenes. Esta aproximación invoca de alguna manera la idea de retorno, haciendo surgir un interés hacia el descubrimiento, sentido éste como una experiencia visual referido a la semejanza y la desemejanza, a la figura y la desfiguración, a la forma y lo informe. La imagen pictórica se muestra en tanto signo de interrogación, a modo de oráculo antes que como certeza adquirida. Requiere de interpretación antes que ser el objeto capaz de transmitir un sentido único o hablarnos de un mito en concreto, acontecido, caducado u olvidado.

Se incide así en el interés por el tránsito de la imagen, su movimiento implícito y su metamorfosis, y es desde esa aproximación donde se ejerce el ensayo. La imagen es capaz de retornar desde diferentes contextos, unas veces ante la preocupación del elemento matérico de la pintura como síntoma, emitido a veces desde lo real, o ante el movimiento de sus fuerzas centrífugas, emitido desde lo imaginario. Se impone así un juego de orden y desorden, donde la pintura y su plasticidad se convierten en el cuerpo de la imagen; cuerpo o cadáver materializado el cual se presenta en tanto retorno y revisión, a veces desdoblado y envuelto en el enigma de un pasado que persiste y que nos invita a interpretar y a interpelar nuestra mirada y, cómo no, nuestro propio descrédito».

Josep Tornero